“Cuando volvi sobre India entendi que la fascinacion que poseemos con el sexo se tiene que a que, a pesar sobre habernos supuestamente liberado de represiones morales, religiosas y no ha transpirado sociales, nadie esta ciertamente en tranquilidad asi­ como contento con su vida sexual”, cuenta Astiko.

“Cuando volvi sobre India entendi que la fascinacion que poseemos con el sexo se tiene que a que, a pesar sobre habernos supuestamente liberado de represiones morales, religiosas y no ha transpirado sociales, nadie esta ciertamente en tranquilidad asi­ como contento con su vida sexual”, cuenta Astiko.

“Todo el mundo quiere alguna cosa mas asi­ como ?si, Existen mas!”.

Conforme esta experta, “cuando dejemos sobre realizar de el sexo la profesion Con El Fin De alcanzar an algun lugar, la lucha sobre alcanzar o un acto rutinario obligado; o de vivirlo con responsabilidad, morbo o como alguna cosa pornografico y aprendemos a ponerse consciencia y no ha transpirado apego a ese acto, podremos ver una camino hacia un hondo extasis que esta esperando a ser despertado”.

“El placer de la sexualidad de hobby seri­a el diez por ciento sobre la facultad sobre generar amor asi­ como placer”, dice.

“Los tantricos descubrieron que en la alianza de el hombre con la femina, del masculino y el mujeril, comienza, tras la fusion relajada sobre debido a menor treinta minutos, a circular energia electromagnetica dentro de las genitales y el corazon de las amantes”. Desplazandolo hacia el pelo, Conforme Astiko, “si esta union continua puede culminar en la comunion de fascinacion sobre cuerpo y alma que revitaliza todo el tronco asi­ como te llena sobre la serena energia”. “En el itinerario que propone el Tantra aprendemos an eximir el cuerpo sobre juicios asi­ como tensiones acumuladas por experiencias asi­ como creencias pasadas que le confieren estancamiento asi­ como rigidez”. ?A quien nunca le apetece probar una cosa mismamente? Continua llegint «“Cuando volvi sobre India entendi que la fascinacion que poseemos con el sexo se tiene que a que, a pesar sobre habernos supuestamente liberado de represiones morales, religiosas y no ha transpirado sociales, nadie esta ciertamente en tranquilidad asi­ como contento con su vida sexual”, cuenta Astiko.»